Industria de las motocicletas se esfuerza por adaptarse a las nuevas normas de seguridad y emisiones

Foto510

Industria de las motocicletas se esfuerza por adaptarse a las nuevas normas de seguridad y emisiones

 Los socios de ANIM solicitan a las autoridades sincronizar las entradas en vigencia de las nuevas normas vinculadas a las motos.

Si bien, la nueva norma de emisiones fijada por el Ministerio de Medioambiente, que aplica el estándar Euro 3 para las nuevas motocicletas que circulen a partir de la fecha de entrada en vigencia de la nueva Ley –durante el segundo semestre de 2018-, la Asociación Nacional de Motocicletas, ANIM, que representa más del 80% del mercado y comercializa más de 400 modelos, solicita a las autoridades un mayor plazo para el proceso de adaptación, de manera de asumir el cambio con el tiempo necesario y así poder ofrecer una solución viable a todos los usuarios de motocicletas, y de esta manera no se vean golpeados por el alza de los precios.

 

“Este cambio no es algo sencillo, ya que estamos ajustándonos a las nuevas normas con los mismos modelos que ofrecemos en el mercado”, señala Cristián Reitze, Presidente de la ANIM. “En algunos casos, habrá que cambiar modelos, por lo cual todo el esfuerzo e inversión hecho por las marcas para introducirlos al mercado será modificado, teniendo que ajustar nuestras estrategias”.

 

Los socios de la ANIM solicitan un plazo razonable para poder asumir estos costos, para que no recaigan en las personas. El periodo mínimo que requiere la industria para adaptarse a las nuevas condiciones tecnológicas de todos los modelos que se comenzarán a comercializar en el país, debiera ser de, al menos, 2 años desde la publicación de la nueva norma; solicitando que el Ministerio de Economía debiera coordinar este asunto y no permita que se golpee a una misma industria con más de un cambio de normas en un periodo menor a 5 años. 

“El costo que asume la industria por la aplicación de una nueva norma, no será una diferencia marginal en los costos unitarios de las motocicletas, ya que iniciar el proceso de homologación para todas las nuevas unidades conlleva un esfuerzo no menor, y que en algunos casos el costo será mayor al deseado”, continúa Reitze.

 

La AG explica que el mayor costo se produce cuando el importador no puede reponer los mismos modelos que cumplan con las nuevas exigencias y por tanto, de entrada, su pierde toda la inversión que las marcas invierten en posicionarlas y darlos a conocer, por ejemplo una campaña de publicidad.

“Estamos trabajando en que los tiempos de implementación sean los mínimos, ya que cada importador tendrá que hacer una verdadera re-ingeniería de su negocio: sea porque hay que reemplazar modelos o bien porque hay que ajustar técnicamente los mismos modelos, entre otras situaciones”, explica Reitze.

 

Por lo mismo, la ANIM hace un llamado para es que nuestras autoridades entiendan que, aun teniendo la mejor voluntad para seguir perfeccionando nuestra industria, un cambio de norma es un evento crítico y lento, debido a lo complejo de un mercado donde participan decenas de marcas y cientos de modelos. Un proceso lento del cual no se puede asumir un cambio tecnológico de un día para otro.


“Nuestra industria está regulada por el Ministerio de Transportes, entidad que nos impone normas de seguridad cada vez más exigentes; y por el Ministerio de Medio Ambiente, que impone normas de emisiones también cada vez más altas. Como industria queremos lo mejor para las personas y para el país, pero nos parece que los plazos que nos exigen son un golpe duro, más aún, tomando en cuenta que las motocicletas son el modo de transporte individual más económico y eficiente para ciudades cada día mas congestionadas y contaminadas”, concluye el ejecutivo.

 

En este sentido, hacemos un llamado que va más allá y es el siguiente: “Dado que ésta es sólo una de  las normas por entrar en vigencia de manera separadas son estas: Certificación de Cascos  (DS Nº 231 de la Ley del Tránsito; Emisiones de Ruido (DS Nº 38 de 2012); Emisiones de Gases (Euro III)”, explica Constanza Mujica de Goyeneche, directora ejecutiva de ANIM.

 

“Y, como estas reglamentaciones se van actualizando en el tiempo, también existen otras reglamentaciones -vestimenta, frenos, luces, estanque, espejos o trazabilidad de los cascos-, que recientemente se modificaron y, como se van actualizando en el tiempo y próximamente se van a actualizar, solicitamos una toma de consciencia de la autoridad para que se logre una coordinación interministerial y sincronización de puesta en marcha de todas las normas relativas a las motocicletas”, concluye Constanza.

Foto: de derecha a izquierda, Cristian Reitze presidente, Constanza Mujica directora ejecutiva y Sergio Baracatt vicepresidente de ANIM.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *